TÚ CUENTAS Y MUCHO.

Una de aquellas crónicas que uno nunca quiere escribir me ha tocado escribir esta semana, probablemente de las semanas más duras que uno que aquí escribe recuerda en su país. Estamos en días de reinventarnos, de conocernos y de ser consciente que antes éramos ricos y no lo sabíamos. Estamos aprendiendo a valorar, respetar, cuidar, mimar y añorar  lo que en días pretéritos ni éramos capaces de saborear pues el mundo en el que vivimos el “ahora”… ya es pasado. Desde la familia Fondista os animamos a luchar cada uno con sus armas, todas son válidas. Os alentamos a que nos animemos colectivamente pues probablemente cuando todo acabe, nos volveremos a ver por las calles, carreras, supermercados… pero deseamos que ya sin tanto egoísmo, juzgamientos o medias tintas, términos que en esta sociedad actual afloran. Estamos convencidos de que saldremos, no me cabe  la menor duda; pero hagámoslo a lo grande, cuidándonos y evitando mensajes negativos que la sociedad hoy no necesita. Llamémonos para interesarnos por nuestros amigos, mandémonos mensajes de apoyo en cada conversación, cada mensaje de redes sociales o a la cara en casa, riámonos como no ha mucho; otros ya no podrán hacerlo y a esos que se marchan día a día sin poder despedirse ni ser despedido o a esos que están en primera línea de batalla contra este “puto” virus, se lo merecen. Se merecen que seamos positivos y que dejemos al lado todo lo demás. Os animamos a seguir soñando, pero de un sueño cargado de positividad para cuando llegue ese despertar… todo sea mucho más bonito. Tú cuentas, VAMOS EQUIPAZO.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *